Beatriz Sánchez en Viernes de Medios: “Soy excandidata. Puedo instalarme nuevamente desde mi profesión sin tratar de engañar a nadie”

27 de Mayo, 2018 · Alumnos, Cuerpo Académico

La periodista conversó con la académica de la Facultad de Comunicaciones UC Eliana Rozas sobre su rol periodístico y político en en el diario digital Clever, y acusó que los medios de comunicación abordaron las elecciones pasadas como si fuera “un circo romano”.  

BeaJPG

Por María Ignacia Cominetti

“Yo me sentía una actriz política desde antes de ser candidata”, aseguró Beatriz Sánchez a Eliana Rozas en el programa Viernes de Medios. Esto luego de que la profesora de la Facultad de Comunicaciones le preguntara a la excandidata presidencial si es que en el nuevo diario digital Clever, en el que Sánchez forma parte del comité editorial, se siente haciendo política o periodismo. “Creo que hay una construcción concertada de instalar la política como algo ajeno a la ciudadanía. Pero al ser personas somos políticas, es parte de nuestra forma de actuar y de hacer sociedad. Por eso yo no quiero separar”, agregó Sánchez.

En palabras de Sánchez, Clever nació como respuesta a la concentración mediática que existe en nuestro país y a la construcción de la realidad que hacen estos medios de mayor tamaño. “Me tocó experimentarlo mucho como candidata presidencial, lo más brutal fue lo que pasó con las encuestas. Porque una cosa es el resultado que éstas tengan y otra es que los medios de comunicación se las tragaran sin siquiera hacerse una pregunta de si se estaba haciendo bien este cálculo”, expresó.

La imprecisión de las encuestas publicadas antes de las elecciones de 2017 llevó al Frente Amplio a impulsar Clever, un diario digital que buscara “instalar otra forma de lectura sobre los acontecimientos nacionales y hacerse otro tipo de preguntas que los medios más tradicionales no buscan responder”. Aunque Sánchez fue enfática en aclarar que “el diario no es del Frente Amplio, pero sí tiene una inspiración frenteamplista” y está financiado por Fernando Salinas, empresario preocupado de causas ecológicas y cercano al Partido Liberal.

Ante la pregunta sobre cómo ejercerá la tradicional función del periodismo como fiscalizador de la política si es que no pretende separarse de ella, Beatriz Sánchez afirmó que eso se relaciona con los roles que las personas ocupan. “Sé que vengo de una candidatura presidencial, pero soy excandidata. Entonces puedo instalarme nuevamente desde mi profesión sin tratar de engañar a nadie. Sí, soy frenteamplista, soy feminista. Me declaro de esa manera y ahí no hay misterios, creo que sería distinto si yo asumiera un rol”, estableció.

Según Sánchez, en las últimas elecciones presidenciales los medios de comunicación tuvieron “un tratamiento de las candidaturas como muy de espectáculo”. Para ejemplificar, contó cuando fue increpada en el programa “Aquí está Chile” de Chilevisión sobre temas de seguridad ciudadana por el comerciante Pablo Oporto, quien aseguraba haber matado a doce delincuentes en defensa propia, pero que luego fue desmentido en un reportaje de la revista “Sábado” de El Mercurio. “Lo que pretendía el programa era mostrar al Chile de la ciudadanía, pero si instalan el tema de la seguridad ciudadana y el ejemplo es un hombre que ha matado a 12 personas en defensa propia, ¿es aquí donde está Chile realmente? A eso me refiero con que hubo una intención como de circo romano”,aseguró la excandidata.

Sánchez reconoció que hubo equivocaciones comunicacionales en su candidatura y expresó que esta fue más bien “pava”, ya que la mayoría de su comando no tenía experiencia en este ámbito y, según ella,  cayeron en la ingenuidad para enfrentar distintas situaciones. “Con el correr del tiempo me di cuenta que esa ingenuidad resultó algo positivo. La gente sintió que estábamos haciendo algo de verdad. A lo mejor eso le hace falta a la política”,dijo.

La periodista y excandidata, figura relevante en el movimiento feminista chileno, criticó la cobertura mediática de ésta, resaltando “la incomodidad de los medios para acercarse al movimiento feminista”, ya que, según Sánchez,“los medios, al pertenecer a la institucionalidad, se ven incomodados por esta situación y no saben bien cómo tratarla”. Situación que también atribuye a falta de mujeres con puestos de poder en los medios de comunicación: “Aunque existen muchas mujeres periodistas, a estas se les delega más el trabajo de reporteo, mientas que la toma de decisiones está reservada casi exclusivamente a los hombres”.