Andrea Chignoli, montajista de la película No y Violeta se fue a los cielos: “El montajista debe adaptarse al estilo de la película, es una especie de traductor”

8 de Marzo, 2013 · Sin categoría

La profesora de la Facultad de Comunicaciones UC Andrea Chignoli explicó a los nuevos alumnos su trabajo como montajista.

 

Ante una expectante audiencia, compuesta principalmente por los alumnos que ingresaron este 2013 a la Facultad de Comunicaciones, la profesora UC Andrea Chignoli, montajista de las exitosas películas NO y Violeta se fue a los Cielos, se presentó en el ciclo Viernes de Medios.

 

No, de Pablo Larraín, que trata de la campaña del plebiscito realizado en Chile en 1988 fue estrenada en el Festival de Cannes en mayo de 2012, donde consiguió el premio “Art Cinema Award”, y se convirtió en la primera cinta chilena en ser nominada a un Oscar, en la categoría Mejor Película Extranjera. Violeta se fue a los Cielos, de Andrés Wood, que narra la vida de la cantautora chilena Violeta Parra, fue ganadora del Gran Premio Internacional del Jurado, en el Festival Sundance, Estados Unidos (2012).

 

Sobre estas dos películas, se centró la entrevista realizada por el profesor de la facultad Juan Pablo Sarmiento. La profesional contó que se demoró cerca de seis meses en hacer el montaje de No, que fue grabada en betacam, un tipo de cámara de video que se usaba en los años ´80, con el fin de que no hubiera diferencia con los testimonios de la época. Se eliminaron muchas escenas, ya que tenían 500 horas de material de archivo, el cual tuvo que catalogar y revisar. “El mayor cambio que hubo fue a nivel estructural, la primera versión era de 4 horas y media y finalmente quedó casi en dos”, enfatizó Chignoli.

 

El material de archivo tuvo distintos usos, según la académica: “se utilizó dentro de los televisores, se usó a los mismos actores de la época en la actualidad y también el material se usó en tiempo presente”.

 

El montaje de Violeta se fue a los cielos se demoró siete meses; había varias líneas narrativas, cuyo objetivo era emocionar a través de un presente intervenido recurrentemente por su pasado. “Y para seguir el ritmo musical de la película tuve que escuchar y conocer mucho la música de Violeta, para ver bien cómo iba a realizar el montaje”, afirmó Andrea.

 

Ante la pregunta de uno de los asistentes sobre cómo es trabajar con dos directores diferentes como son Pablo Larraín y Andrés Wood, Andrea Chignoli dijo que “el montajista debe adaptarse al estilo de la película, es una especie de traductor y psicólogo del director. Son dos formas de trabajo distintas, donde me sirvió mucho mi experiencia en hacer documentales, ya que trabajas con mucho material de archivo”.

 

Los próximos proyectos de la profesora de la Facultad de Comunicaciones UC Andrea Chignoli son dos series: No (que será exhibida a través de TVN)  y otra sobre los 40 años del golpe militar de Andrés Wood.

 

Trayectoria

Andrea Chignoli obtuvo el reconocimiento como el mejor montaje por la película “Joven y alocada”, en los Premios Pedro Sienna 2012. El año 2011 fue elegida también como la mejor montajista 2011 por su labor en Post Mortem.  Y el año 2009 también ganó en la misma categoría por su trabajo para el filme La Buena Vida, de Andrés Wood.

 

También recibió el Premio a la Trayectoria, en el Festival de Cine de Mujeres, FemCine 2012, debido a su extenso y destacado trabajo en las películas contemporáneas.  Entre ellas Te Creís la más Talentosa, dirigida por Che Sandoval; Violeta se  fue a Los Cielos, dirigida por Andrés Wood; Circumstance, dirigida por Maryam Keshavarz (Premio del Público, Festival de Sundance); Lucía, dirigida por Niles Attallah, Los 80, serie de televisión dirigida por Boris Quercia y  Tony Manero y No, dirigidas por Pablo Larraín.

 

Andrea Chignoli se inició como montajista con el largometraje chileno Johnny 100 pesos (1993) de Gustavo Graef Marino, en calidad de segunda asistente, cuando tenía solo 20 años.

 

La entrevista completa está en www.señaluc.cl