Alumnos Extranjeros en la Facultad: las comunicaciones alrededor del mundo

14 de Octubre, 2014 · Sin categoría

Este semestre llegaron a la Facultad de Comunicaciones 17 alumnos de intercambio. Provenientes de diversas universidades, desde Oslo hasta Florida, comparten ramos, trabajos, grupos y amigos con estudiantes regulares de nuestra facultad. Aquí, el testimonio de tres alumnos que ya se han formado una buena impresión de Chile y la universidad.

 Por Cristóbal Venegas

“Nunca había salido de Europa, y quería tener una experiencia nueva”. Con estas palabras Xabier Gutiérrez justifica su decisión de venir a Chile. Tiene 21 años, viene del País Vasco, y estudia comunicaciones en la universidad de Deusto, San Sebastián, España. Xabier es parte de uno de los 17 alumnos extranjeros que llegaron a la facultad este semestre para estudiar en la Facultad de Comunicaciones UC.

 

Miercoles 14 octubre 2014

 Los 17 alumnos extranjeros estarán en la Facultad hasta fin de año.

Xabier vive en un departamento cerca del metro Santa Lucía junto a 2 amigas españolas como él. Decidió venir a Chile porque le hablaron muy bien del lugar: sus paisajes, su gente, la universidad. “Los chilenos son muy simpáticos. Ante cualquier duda, siempre tienen un consejo… en ese sentido, me recuerdan a la personalidad de los vascos; al principio más cerrados, pero conociéndolos más, muy buenas personas”.

Leonard de Chaisemartin es francés y viene de Paris, Francia. Tiene 19 años y lleva tres de ellos estudiando ciencias políticas en la universidad de Sciences Po, en su ciudad natal. Al contrario de Xabier, en la universidad de Leonard es obligatorio irse al extranjero en tercer año. “Ahora mismo, no hay nadie de mi generación en Paris”,contó Leonard. La idea de la universidad es que aprendan idiomas y otras culturas. Muchos estudiantes pretenden ser diplomáticos o políticos al salir, por lo que necesitan de esos aprendizajes para realizarse en la carrera. “Decidí venir a Chile un poco de golpe”, sostuvo, “pero fue porque quería conocer otra cultura, porque es un país seguro y porque la Universidad Católica es súper”. En su universidad de Francia, le exigen a Leonard irse de intercambio por un año entero. Por esto, tiene muchos planes todavía sobre  su estadía en Chile. Pretende viajar de Norte a Sur, además de ir a Brasil, Perú, Argentina y Colombia en sus vacaciones de verano.

Hayley Folkard ha estudiado por tres años comunicaciones en Boston, Estados Unidos. Ella es de allá, pero su mamá y la familia de ella son completamente chilenas. De ahí viene su motivación por conocer Chile y venir a estudiar a la Universidad Católica. Cuando llegó, había grandes expectativas de parte de su familia chilena, que no la conocía, y para ella fue difícil adaptarse a tener que conocerlos a todos. En EE.UU, Hayley vivía sola con sus padres y no tenía ningún familiar directo cerca. Aquí, tíos, primos y sobrinos la recibieron con muchas preguntas y actividades. “En un principio, me dio pánico; lo único que quería era un momento para estar sola”, explicó. Ahora, después de cuatro meses en el país, Hayley está acostumbrada a la vida familiar chilena, según ella, más cálida. Hayley fue traída por una oficina de intercambio reconocida en EEUU. Está aquí desde el uno de julio y sus padres han venido a verla.

Los tres estudiantes describen el proceso de postulación para entrar en la UC como “muy simple y fácil”. Ella tuvo que escribir un ensayo en español para postular y comprobar su nivel del idioma, mientras que Leonard tuvo que mostrar certificados de estudio del idioma. Xabier sólo tuvo que llenar una ficha y esperar la respuesta sobre su selección. Para Hayley, el proceso fue más complicado. “Al momento de postular, me dijeron que no cumplía con el requisito de notas, por lo que tuve que subir mucho mis estudios”, contó la estadounidense. Con esfuerzo y mejores calificaciones, pudo venirse rápidamente. Tuvo que prepararse en muy poco tiempo, ya que solo le avisaron unas semanas antes de su selección. Para Leonard también fue simple: tuvo que llenar muchas fichas y llenar una lista de seis universidades ordenadas según su prioridad.

Hay alumnos de intercambio con ramos en las tres carreras, pero la mayoría tiene algún curso específico de publicidad. Leonard está decidido a empaparse de Chile, y por eso tomó el ramo de periodismo Información de la Actualidad Nacional. “Gracias a las clases conozco el país”, dijo. Xabier, en cambio, solo tiene ramos de comunicaciones, dentro de los cuales hay 2 talleres prácticos de publicidad. “Esos ramos son buenísimos, son una idea a imitar allá en España”, afirmó con entusiasmo. Hayley también tiene ramos de publicidad, entre los cuales está Consumo y Tendencias y Comportamientos del Consumidor. A los tres les convalidan sus notas en sus universidades de origen, por lo que están obligados a sacar el mejor rendimiento posible.

Para el futuro, cada uno de los estudiantes tiene un sueño diferente. Xabier sueña con trabajar en periodismo deportivo, “a pesar de lo difícil que es conseguirlo en España”, enfatizó. Hayley, por su parte, prefiere no tomar una decisión precipitada:“Todavía no sé qué haré, pero me ha gustado mucho lo de la publicidad”, dijo. Leonard, finalmente, tiene varias posibilidades de especialización. “Mi escuela es muy generalista, con mi carrera puedes hacer un poco de todo”. Le gustaría dedicarse al periodismo escrito, o ser investigador en literatura. “Político también, pero como embajador de alguna organización como Naciones Unidas, ONU, o de cambio climático”, concluyó.