Académico UC presentó estudio en Rusia sobre la confianza en el comercio online en el Retail y en las municipalidades chilenas

6 de Octubre, 2014 · Sin categoría

La Universidad Estatal Sholokhov de Moscú, Rusia fue el escenario en el que el profesor de la Facultad de Comunicaciones Sergio Godoy dio a conocer los hallazgos de esta investigación. Además, esta institución ofreció becas de postdoctorado a profesores para realizar estudios de tres meses a un año en ese país.

Primera vez que un académico de la Facultad de Comunicaciones UC es invitado a exponer a Rusia sobre los resultados de una investigación en la conferencia internacional “Social Computing: Framework, Development Technologies and Social Effects”, que se realizó en septiembre en la Universidad Estatal Sholokhov, Moscú, que es socia del proyecto WIP (World Internet Project).  Este desarrolla estudios sobre el impacto de las TICs en la vida cotidiana, y se complementa con el proyecto BIT (Business and Information Technologies) que estudia el impacto de las mismas TICS en las organizaciones y la economía.

 

En Chile se ejecuta desde el año 2003 en la Facultad, gracias a tres proyectos Fondecyt sucesivos, donde se ha trabajado en conjunto con el Instituto de Sociología, ISUC,  la Escuela de Ingeniería UC, la Cámara de Comercio de Santiago, CCS y en paralelo con cerca de 40 países.

4
Por primera vez un académico de la Facultad  presenta un estudio en Rusia.

En esta oportunidad, la investigación Fondecyt abordó la incidencia de las TICs en la confianza entre organizaciones y sus públicos de interés, específicamente en el comercio electrónico B2C y en los sitios web de los municipios.

 

Según el académico Sergio Godoy la confianza puede ser entendida como “el cemento que une las relaciones sociales y económicas”. Ante ello y la incertidumbre que conlleva el actuar, las personas tienen que estar dispuestas a correr un riesgo. Godoy comentó que el 13%  de los chilenos está de acuerdo con la frase “se puede confiar en las personas”, presente en la encuesta World Value Survey, lo que refleja niveles muy bajos. Ni siquiera los rusos tienen niveles de confianza generalizada tan bajos, pese a sus problemas políticos y a que tienen un ingreso per cápita muy similar al chileno (unos US$20.000 anuales).

 

Uno de los resultados fueron que las municipalidades más tecnologizadas son más sofisticadas para relacionarse con sus usuarios que las grandes multitiendas analizadas, porque se preocupan de más dimensiones de confianza que las empresas. “Éstas últimas se concentran en proveer transacciones seguras y dar información de sus productos y servicios (precios, características descriptivas y otros detalles). Esto es confianza por competencia y es un atributo esencial, pero a estas alturas a los clientes les parece un mínimo que no merece aplaudirse”, explicó el profesor Sergio Godoy.

 

En cambio, en los municipios analizados (Vitacura, Maipú y Peñalolén) también se preocupaban de la dimensión “benevolente” y “normativa” de la confianza, que quiere decir “que se preocupaban de demostrar apego a normas éticas/legales y a ponerse al servicio de sus usuarios con un carácter bien intencionado pero también de eficiencia operativa”, sostuvo Godoy.

44 444

El académico Sergio Godoy junto a los integrantes del WIP de otros países.

Donde, desde el punto de vista del público, estas dimensiones de confianza son también muy valoradas, pero las tiendas no se preocupaban demasiado de ellas, según el estudio, “Así que los e-compradores desarrollan “estrategias compensatorias” para superar las brechas de confianza que tenían respecto a las multitiendas, porque al mismo tiempo tienen interés en comprar electrónicamente”, afirmó Sergio Godoy.

 

Para compensar las brechas antes mencionadas, los usuarios desarrollan ciertas estrategias. Y es en ese punto donde comienza  a existir otro desajuste, esta vez entre lo que sucede en el mundo real y el virtual. “La gente está muy dispuesta a creer en comentarios de usuarios en foros, en personas desconocidas, lo que va en contra de toda evidencia anterior”, subrayó Godoy. Esto, a partir de que en el mundo real  las personas tienden a desconfiar de lo que no conocen, lo que se invierte en el mundo virtual, viéndose reflejado en las decisiones de compra basadas a través de recomendaciones de usuarios en plataformas virtuales que resultan desconocidas para quien realiza la transacción.

 

Además, la Universidad Estatal Sholokhov de Moscú, Rusia ofreció becas de postdoctorado a profesores para realizar estudios de tres meses a un año en ese país.