Académica UC en Política en el Torres: “El mayor problema de la marihuana, es la percepción que tienen los jóvenes”

3 de Noviembre, 2014 · Sin categoría

¿Es adictiva? ¿Es sana porque es natural? ¿Puede un adicto rehabilitarse? Éstas y otras interrogantes respecto a la marihuana fueron respondidas por Katia Gysling, profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC y directora del Centro de Estudios de Adicción UC. María Soledad Puente fue la encargada de llevar este tema a la palestra, en una nueva edición de Política en el Torres de Radio UC y Señal UC.

Por Patricio Miranda H.

 

Uno de los temas que ha generado controversia respecto a la manera de cómo legislar en Chile ha sido la marihuana. Su cada vez más alto consumo, sobre todo en la población joven, ha hecho que sea un tópico recurrente no sólo en el parlamento, sino también en escuelas, debates, programas de televisión y la prensa en general.

 Lunes-3-noviembre-nueva

Las académicas Soledad Puente y Katia Gysling.

Es por ello que Política en el Torres no podía dejar pasar la oportunidad de conversar con una de las mayores expertas en el tema. Se trata de Katya Gysling, profesora de la Facultad de Ciencias Biológicas de la UC, donde además es directora del Departamento de Biología Celular y Molecular. Esto, además, lo complementa con su Ph. D. en Farmacología y su rol de directora del Centro de Estudios de Adicción UC.

 

Para comenzar, la académica hizo hincapié en que existen enfermedades mal entendidas, entre ellas la adicción. “No es cosa de tener o no fuerza de voluntad, sino a que algo está cambiando en la forma de funcionar de tu cerebro”, recalcó. Y es que en torno al tema existen muchos mitos y preguntas que, por lo general, no quedan del todo claros. ¿Es la marihuana realmente adictiva? ¿Puede un adicto rehabilitarse? ¿Cuáles son los factores que influyen?

 

Para Gysling, son preguntas que no resultan fáciles de responder. Y es que la variabilidad que hay en el ser humano es la que dificulta muchas veces la respuesta. No todos los organismos responden de la misma forma al verse expuestos a una droga en particular, por lo que existen individuos que pueden generar una adicción fácilmente, mientras que otros no. De la misma manera, hay quienes podrían eventualmente salir de las adicciones, mientras que para otros se torna una tarea imposible. Ahondando en su respuesta, confirma que existe base científica que evidencia que la marihuana sí posee un potencial adictivo. “Entre un 8% a un 10% de los individuos que se exponen repetidamente a la cannabis van a generar adicción”, precisó.

 

Sin embargo, la profesora Gysling es tajante en señalar que la discusión debiese no sólo centrarse en la marihuana, sino también en otras drogas como el tabaco y el alcohol, que, no por estar dentro del marco regulatorio de la ley, hacen menos daño. Respecto a ello, pide prestada una frase de su colega José Fuentealba: “el cerebro no distingue entre lo que es legal o ilegal. Ese es un problema político, no neurológico”, citó.

La directora del Centro de Estudios de Adicción UC también mencionó que tanto el alcohol, como el tabaco y la marihuana poseen diferencias en las consecuencias agudas que provocan en el organismo, pero que todas tienen en común el potencial adictivo. Pero, fue categórica al decir que, sobre todo los adolescentes, no necesitan ser adictos para que se vean afectados por los efectos agudos que producen las drogas, en el caso específico de la marihuana, la pérdida de la capacidad cognitiva. “El cerebro joven tiene conexiones que no se desarrollan sino hasta la edad adulta”, enfatizó.

 

Otro punto que se debe tener presente, son los factores de riesgo. Gysling confirma que la evidencia demuestra que mientras más joven se da el inicio del consumo de drogas, más probabilidades existen de transformarse en adicto. Este punto es especialmente problemático, dado que los estudios muestran que en nuestro país, el primer consumo de estas sustancias es a una edad cada vez menor. Factores como la herencia también inciden, no sólo si han existido personas adictas en la familia, sino también con trastornos psicológicos, los que también se convierten en un potencial factor de riesgo. 

 

Consultada por la profesora Soledad Puente sobre qué es lo que considera más peligroso, Gysling no vaciló en responder. “El mayor problema de la marihuana, es la percepción que tienen los jóvenes”, dijo. Y es que para la docente el hecho de que sea una planta y por lo tanto considerada algo “natural”, no es sinónimo de que sea sana o totalmente beneficiosa para el organismo. Ejemplificó con la cicuta, sustancia también natural pero de alta toxicidad y que es considerada un veneno. “Como país, no hemos sido capaces de dar señales claras de que existen consecuencias negativas”, añadió. A raíz de ello, expresó su disgusto frente a parlamentarios que argumentan sobre la base de su experiencia personal para defender el uso recreacional de la cannabis. “Me molesta ver a diputados y senadores hablando de que no les pasó nada con la marihuana. Eso da una mala señal a los jóvenes”, mencionó.

 

Y es que para la experta, existe un problema fundamental en la discusión en el Congreso, que refiere a juntar el carácter terapéutico de la cannabis con el recreacional. “Podemos legislar de ambos, pero no en conjunto porque confunde”,dijo. Si bien existen principios activos de la cannabis que pueden ayudar en ciertas patologías como la epilepsia, el glaucoma o dolores crónicos, para Gysling debiese existir una regulación y un control tal como se hace con sustancias como la morfina.“Con el tabaco hemos logrado generar políticas públicas consistentes. No lo hemos hecho con el alcohol y mientras no nos hagamos cargo de eso, será difícil que podamos legislar sobre otras drogas”, sentenció.

 

La presente edición la puedes ver de manera completa en www.senaluc.cl y también escuchar a través de www.radiouc.cl.