60% de los chilenos cree que la realidad virtual puede ayudar a tratar sus miedos

27 de Enero, 2017 · Facultad

El primer informe sobre tecnología, salud y realidad virtual reveló que el 68% de los encuestados estarían dispuestos a seguir tratamientos médicos básicos por videoconferencia, mientras que el 69% utiliza motores de búsqueda de internet para conocer detalles de su estado de salud. Más del 70% de los consultados cree que los dispositivos tecnológicos podrían ayudar a mejorar ciertos aspectos de la personalidad, tales como la confianza.

El profesor Daniel Halpern presentó el primer informe sobre tecnología, salud y realidad virtual.

El profesor Daniel Halpern presentó el primer informe sobre tecnología, salud y realidad virtual.

Qué tan familiarizados se encuentran los chilenos con la realidad virtual o si los chilenos padecen de algún tipo de miedo o fobia, son algunas de las interrogantes que se responden en el Primer Informe sobre Tecnología, Salud y Realidad Virtual, realizado por Samsung y el think tank TrenDigital de nuestra Facultad.

La iniciativa corresponde a un trabajo conjunto entre ambas organizaciones, en el marco de su campaña global Launching People, que tiene como objetivo ayudar a las personas a alcanzar sus sueños a través de la tecnología. Uno de los proyectos es el programa #BeFearless, que se basa en una aplicación de realidad virtual y que permite tratar el miedo a las alturas y a hablar en público, a través de la simulación de distintos escenarios; según comprobó el estudio, un 25% de los consultados padece de miedo a las alturas y un 12% a hablar en público. 

Entre los resultados más destacados del informe se encuentra que el 72% de los encuestados estaría dispuesto a probar tratamientos de realidad virtual para superar miedos que padecieran. Asimismo, el informe plantea que el 68% está de acuerdo en que los dispositivos tecnológicos podrían ayudar a solucionar fobias o traumas, como es el caso del stress y que un 58% de las personas estaría dispuesto a consultar al médico por videoconferencia en línea.

Al respecto Daniel Halpern, el académico de la Facultad de Comunicaciones UC a cargo del estudio, dijo que estos resultados responden a dos fenómenos sociales. “El primero es que hoy la experiencia es esencial en la toma de decisiones y la realidad virtual puede ayudar mucho en este proceso, por eso hay una valoración tan alta. El segundo es que las personas se acostumbraron a ver la tecnología como una solución a sus problemas y tienen una predisposición mucho más alta a probarla”, explicó el director de TrenDigital.

Valentina Basterrechea, subgerente de comunicaciones de Samsung Chile, dijo que “los resultados de este informe cobran vital importancia, pues nos da la posibilidad de explorar en los usos que se le puede dar a la realidad virtual y además, proyectarla como una herramienta terapéutica complementaria con un tremendo potencial”.

Realidad virtual y la experiencia internacional

Los beneficios de la realidad virtual como herramienta terapéutica complementaria, se están viendo en países como Dinamarca y el Reino Unido, donde  se está usando para incentivar a personas de la tercera edad y para ayudar a pacientes con demencia, respectivamente. En tanto, los hospitales de veteranos en Estados Unidos están utilizando la realidad virtual para ayudar a los exsoldados a superar los trastornos de estrés postraumático, lo que hace ver que esta tecnología es una tendencia que crece rápidamente.

La experiencia en Chile

Según los  psicólogos que trabajan con Samsung, a nivel global, el principal problema al tratar los miedos o las fobias es que durante las terapias, se les debe pedir a los pacientes que imaginen distintas situaciones, por lo que no logran enfrentarse al miedo realmente, aspecto que sí cumple  la realidad virtual, pues se pueden simular diferentes escenarios en los que se expone al paciente a estímulos que efectivamente gatillen ansiedad y, de esa forma, se puedan ir evaluando sus reacciones. 

Sobre esta base, Samsung creó la aplicación #BeFearles que se liberó en la tienda “Oculus”, con el fin de ponerla a disposición de todas las personas.

Además, en el marco del programa, la empresa seleccionó a tres personas que presentaban miedo a las alturas y tres, a hablar en público. “Durante un mes, a través de los lentes de realidad virtual Gear VR, seis personas experimentaron situaciones simuladas en las que debieron enfrentar sus miedos, mientras que, paralelamente, fueron asesorados y tratados por psicólogos, quienes monitorearon  los estados de avance de los participantes en la superación de sus temores”, dijo la subgerente de comunicaciones de Samsung Chile. 

Entre los casos más destacados se encuentra el de Camila Las Heras, estudiante universitaria de 27 años que presentaba miedo a las alturas. “El progreso de Camila fue notable. A través de la realidad virtual hicimos que se enfrentara a su temor y con el tiempo adquirió nuevos comportamientos exploratorios y adaptativos, con lo cual racionalizó su experiencia. Luego, frente a la exposición de experiencia real, en la terraza de un hotel, puso en práctica lo aprendido y terminó realizando acciones que antes eran impensables para ella”, dijo Osvaldo Garrido, psicólogo tratante.

María Jesús Berríos, asesora jurídica de 29 años, también se sometió a la terapia #BeFearless para superar el miedo a hablar en público. “Ella no reconocía que tenía una incapacidad comunicacional, lo cual le generaba ansiedad. Sin embargo, al final de la terapia de realidad virtual desarrolló habilidades de comunicación, tales como escuchar, preguntar y expresar conceptos e ideas, desenvolviéndose muy bien y concentrando la atención en mirar y escuchar a otros”, aseguró su psicóloga tratante, Patricia Soto.

A raíz de estos buenos resultados, Samsung decidió llevar esta experiencia un nivel más allá y anunció que realizará un estudio con la Facultad que tiene como objetivo medir la evolución de 120 personas con alguno de estos dos miedos, para tener evidencia comprobada y medible de cuál es la ventaja de contar con lentes de realidad virtual y esta aplicación como apoyo al tratamiento de las fobias.